El cantante imputado por el homicidio del trompetista y el asistente de su banda, se presentó a la Justicia para realizarse nuevas pericias.


Reapareció Rubén Darío Castiñeiras, el artista conocido como “El Pepo” que protagonizó un vuelco en el que murieron dos de sus allegados: su asistente Ignacio Abosaleh y el trompetista Nicolás Carabajal.

Ignacio Abosaleh y Nicolás Carabajal, ambos fallecidos en el accidente (Web)

El Pepo se presentó a la Justicia para realizarse una serie de pericias psiquiátricas y psicológicas. Al llegar al Juzgado de Dolores fue abordado por la cronista Betiana Insaurralde, que le preguntó cómo estaba.

“Lo único que espero es poder abrazar a la familia de los chicos y compartir el dolor que ellos sienten. Porque yo también siento el dolor por la muerte de mis amigos”, respondió él, mirando fijamente a cámara. El video se vio en Intrusos.

Después del accidente, la familia de Carabajal quedó muy enojada con Castiñeiras porque decían que no se había comunicado con ellos. Además dijeron que no lo consideraban amigo del fallecido trompetista.

El Pepo está detenido en la alcaldía de Melchor Romero en La Plata, imputado por “doble homicidio culposo agravado por conducción imprudente, negligente y antirreglamentaria de vehículo a motor y por ser más de una de las víctimas fatales, y por lesiones graves culposas doblemente agravadas”.




Comentarios