La diputada nacional por la Coalición Cívica ARI publicó una carta abierta para despedirse de la política activa. Afirmó que seguirá trabajando "pero sin cargos".


La diputada nacional por la Coalición Cívica ARI, Elisa “Lilita” Carrió, publicó este martes una carta abierta en la que comenzó a despedirse de la política activa y pidió a quienes lamentan su alejamiento que “no estén tristes” porque “siempre voy a estar espiritualmente y voy a poner el cuerpo cuando me necesiten”.

En su carta, la cofundadora de Cambiemos aseguró que, con las elecciones del 27 de octubre, “la República está asegurada” y dijo que seguirá trabajando “pero sin cargos” tras la efectivización de la renuncia a su banca el próximo 1ro de marzo, con la apertura de sesiones en el Congreso.

“La gran mayoría ha manifestado su tristeza por el anuncio de mi renuncia a la banca de diputada nacional. Quiero pedirles que no estén tristes. Siempre voy a estar espiritualmente y voy a poner el cuerpo y el alma cuando me necesiten”, expresó Carrió en el documento que publicó a través de sus redes sociales.

La carta abierta de Elisa Carrió. (Facebook)

Según dijo, tomó su decisión luego de entender que “ya no resistiría nuevos rechazos y humillaciones por parte del Parlamento” y manifestó que agradece “todo el cariño” pero que necesita “un poco el olvido, para poder ser de nuevo Lilita”.

“Les debo a mis dos hijos menores el tiempo que les sustraje durante muchos años”, afirmó Carrió.

A su vez, anticipó que renunciará también a los fueros de detención que le corresponde por su carácter de diputada nacional.

“Más allá de que no tengo causas judiciales, junto con la banca dejo los fueros. Es un mensaje que quiero dar explícitamente”, sostuvo la líder de la Coalición Cívica.




Comentarios