Uruguay ganaba con goles de Cavani (34') y Suárez (68'), pero la albiceleste empató con gol de Agüero (63') y un penal de Messi en el último minuto.


La Selección Argentina empató 2-2 este lunes frente su par de Uruguay en un caliente clásico rioplatense que se jugó en Tel Aviv, Israel, y que parecía ser un triunfo para los uruguayos hasta que Lionel Messi anotó un penal en el último momento.

El encuentro fue el último de la temporada y una nueva prueba de cara a las eliminatorias para el Mundial de Qatar 2022. Luego del triunfo del pasado viernes ante Brasil por 1-0 en Riad, Arabia Saudita, con gol del capitán Lionel Messi, el combinado nacional jugó en el estadio Bloomfield con arbitraje del israelí Roi Rainshriber.

Desde el comienzo, Lionel Scaloni apostó por un tridente en ataque con Paulo Dybala por la izquierda, “Kun” Agüero como centrodelantero y Messi en el extremo izquierdo. En los primeros minutos, la Selección realizó varias jugadas colectivas que llegaron al área.

A los 34 minutos, Evison Cavani sorprendió al abrir el marcador con una asistencia de Luis Suárez.

​Apenas un minuto después, Dybala intentó definir pero la pelota le dio en el brazo. Aunque volvió a pegarle a la pelota y consiguió marcar, el árbitro israelí ya le había cobrado mano y el gol fue anulado. Poco después, Leandro Paredes bajó a Luis Suárez y fue amonestado.

Al comienzo del complementario, Sergio “Kun” Agüero le dio una alegría al conjunto albiceleste: ganó en las alturas tras un centro de Messi y empató el juego.

Sin embargo, cinco minutos después Suárez consiguió volver a poner arriba al conjunto de Oscar Tabaré con un tiro libre desde el borde del área.

Parecía que el encuentro se iba a definir como victoria para Uruguay, pero a los 88′ la pelota le dio en la mano a Cáceres y llegó el momento “Messi” del partido: le tocó definir desde los 12 pasos y logró el empate para la Selección Argentina.

Los israelíes esperaban ansiosos la presencia de Messi desde aquel frustrado amistoso con el seleccionado local en la previa del Mundial de Rusia 2018, que debía jugarse en Jerusalén y se anuló por la tensión de la decisión de Estados Unidos de reconocer a esa ciudad como capital de Israel.

El equipo dirigido por Scaloni, quien fue ratificado en el cargo a fines de julio último, afrontó su decimoquinto partido del año y el balance en los números es positivo, con ocho triunfos, cuatro empates y tres derrotas.

Por su parte, Uruguay inició la fecha FIFA con una victoria ante Hungría por 2-1 (goles de Edinson Cavani y la joven promesa Brian Rodríguez) en Budapest y continúa invicto desde hace trece partidos.




Comentarios