Además, pidió al próximo Gobierno créditos productivos y criticó al dirigente social Juan Grabois.


El dirigente de la Unión Industrial Argentina (UIA) José Urtubey consideró hoy “muy difícil” la posibilidad de que el sector pueda afrontar el pago de un bono extra de fin de año y subrayó que las industrias terminan 2019 en “un desastre que era anunciado”.

Por ese motivo, el empresario insistió con que “la prioridad” del próximo Gobierno debe estar puesta en “los créditos productivos” para darle “un cebador a la economía para encenderla”.

Así lo expresó al periodista Luis Novaresio en radio La Red, en las que entendió que “el margen es muy difícil” como para poder brindarle un bono extraordinario de fin de año a los trabajadores, en un marco donde “la inflación va estar arriba del 55% y la caída de la actividad industrial va a estar arriba del 5%”.

En ese contexto, opinó que “la prioridad” del gobierno que asuma el próximo 10 de diciembre debe estar puesta en “los créditos productivos”, más allá de que “va a empezar a haber un veranito de pesos circulando en la calle, que es para el consumo”.

“El gran ajuste de este gobierno lo hizo el sector privado, no el Estado”, sostuvo Urtubey, integrante del comité ejecutivo de la Unión Industrial Argentina.

Al resaltar la importancia de que la gestión de Alberto Fernández le dé prioridad a los créditos productivos, el dirigente industrial señaló que, actualmente, existe “un 50% de capacidad industrial ociosa”, y postuló que, “para que efectivamente empiece a funcionar la economía”, se debe inyectar ese tipo de créditos.

También, subrayó la necesidad de que “no haya dirigentes con una agenda propia, individual” para encontrarle “una salida compartida” a la actual crisis, y apuntó sus críticas hacia el dirigente de la CTEP Juan Grabois porque -según dijo-  está “buscando el propio beneficio”.

“Cada reunión es una amenaza que uno recibe y eso es política. No hay una dirigencia que esté buscando una salida compartida”, aseveró Urtubey.

Por´último, entendió que la doble indemnización “es una herramienta que no es para este momento” y que, por el contrario, “es mucho más provechoso fijar una prioridad en lo que es encender la producción”.




Comentarios