La modelo estuvo en el living de la diva y dio detalles de la violencia psicológica y económica que sufrió por parte de Claudio Contardi.


Julieta Prandi estuvo como invitada especial en el living de Susana Giménez y reveló los detalles del calvario que vivió con su exmarido Claudio Contardi, padre de sus hijos, Mateo y Rocco.

La conductora de 38 años aseguró que está separada desde marzo del año pasado pero que la convivencia se extendió porque Contardi no aceptaba la decisión del divorcio, que finalmente ella tomó unilateralmente: “Vivimos un año muy difícil, me di cuenta de mentiras y manipulación de él, como persona había muchas falencias”.

La modelo denunció a su expareja en principio por violencia familiar, luego del divorcio, y luego llegaron nuevas causas. La conductora reveló que, luego de casarse, compraron varias propiedades y autos, pero que ella no manejaba. “El no me lo permitía. El que te manipula nunca lo hace de forma evidente”, relató Prandi. Y comentó: “Le firmé un poder administrativo general: cobraba mis sueldos, hacía mis ventas, lo tenía por una cuestión organizativa. Fui muy confiada”.

Ante la pregunta de Susana de si esta mala experiencia la hacía odiar a los hombres, Prandi contesto que no. “Esto no fue amor. Cómo me iba a imaginar que embarazada y a seis meses de casarme alguien me iba a hacer esto. A veces siento que fue todo planeado desde un principio“, comentó la modelo.

Prandi además habló de lo mucho que la sorprende recibir a diario testimonios de mujeres que pasaron o están pasando por una situación similar. “Decenas de relatos de mujeres que tienen terror de dejar a sus maridos pero que pasan por lo mismo”, le contó a la conductora.

“El otro día me escribió una chica que me hizo llorar porque me dijo que ella no estaba casada ni era mamá pero que había sido hija y que su madre no la había sacado de ese infierno. Me agradeció en nombre de Mateo y eso me mató”. 

Confío que la Justicia va a accionar. La causa de violencia la están llevando muy bien, yo estoy en terapia, Mateo también, él entiende y cuenta todo. Gracias a que Mateo habló conmigo y yo pude ver lo que le pasaba a él es que decido hacer la denuncia de violencia” explicó en referencia a los relatos que confesó su hijo.

“Mi ex se refiere a mi como “la yegua”, “la putita” o “la tilinga””, contó en una entrevista a Teleshow la modelo, hace un mes atrás,  “Y así hace que Mateo me llame. Cuando yo lo llamo por teléfono a mi hijo para tener comunicación con él, el padre está supervisando esas conversaciones, está delante de él. Le dice cuándo tiene que cortar, lo que tiene que decir, tiene prohibido decirme que me quiere o que me extraña”, había ampliado en su momento. 

(Foto: Archivo)




Comentarios