El referí brindó declaraciones radiales antes del decisivo partido a disputarse en Lima, algo que va contra el reglamento arbitral del organismo.


La Conmebol decidió castigar este martes al peruano Diego Haro por efectuar declaraciones a la prensa antes de la final de la Libertadores del próximo sábado entre River y Flamengo y le retiró la designación que le había realizado para hacerse cargo del VAR en ese partido, trasladándole esa responsabilidad al árbitro uruguayo Esteban Ostojich.

Por una cuestión de protocolo la Conmebol establece que los responsables del VAR y el propio árbitro de ese encuentro, el chileno Roberto Tobar, tienen prohibido efectuar declaraciones públicas antes de la final, algo que Haro rompió otorgando una entrevista radial.

Además esas declaraciones resultaron tendenciosas por el hecho de que se refirió a los jugadores de River como “simuladores de faltas”, algo que agravó la cuestión.

El comunicado de la Conmebol anunciando el cambio del encargado del VAR, tras el castigo al peruano Diego Haro. (Conmebol)

“Nosotros tenemos estudiado a River” por las presuntas “simulaciones” que existieron en algunos de los cruces de esta edición copera, dijo Haro.

“En la actualidad, todos los árbitros del mundo pueden tener la herramienta para estudiar a cualquier equipo. Sabemos del potencial de ambos equipos, y con la tremenda tecnología que hay ahora podemos ver el planteamiento, la lectura, el recorrido en cuestión de segundos. No creo que nos vayan a sorprender, porque estamos enfocados en el partido”, explicó.

Haro, de 36 años, relativizó de igual forma la chance de que los jugadores los “sorprendan. Porque siendo realistas, no podemos ir con hipótesis ni predestinados a lo que puede ocurrir, porque el 96 o 97 por ciento nos muestra que los equipos salen a jugar. Nosotros no pensamos que eso pueda ocurrir, y si pasa, ya tenemos algo planificado para contrarrestar eso”.

“Si a mi compañero de cancha hay un jugador que lo sorprende y yo estoy viendo en el VAR y tengo algo claro que intenta engañarlo, no tengan dudas que los cuatro árbitros de cabina vamos a llamarlo para que lo vea por segunda vez, desde un mejor ángulo, para que no lo sorprendan con algún acto de simulación”, advirtió.

Simplemente me tocará apoyar las decisiones de Tobar. Los árbitros sudamericanos somos potencia a nivel mundial y trabajar con Roberto es sencillo, porque sabemos qué nos transmitimos uno al otro. La final pasada entre River y Boca fue un partido que me marcó”, reveló Haro. Ahora sus preocupaciones se trasladarán a Ostojich.

Así quedó la terna arbitral para la final de la Copa Libertadores 2019

La terna arbitral para la final de la Copa Libertadores 2019. (Conmebol)




Comentarios