Ahora los Houston Rockets piden que les den por ganado el partido. La explicación de los árbitros.


James Harden, estrella de los Houston Rockets, tuvo una excepcional noche en la NBA que terminó con escándalo. ‘La Barba’ anotó 50 puntos frente a San Antonio Spurs, pero los árbitros le anularon una volcada válida y el encuentro finalizó 135 a 133 en el segundo tiempo suplementario, en favor de los dirigidos por Gregg Popovich.

A falta de poco menos de 8 minutos para la finalización del 4to cuarto en el AT&T Center, Harden interceptó una pelota que DeMarre Carroll intentó pasarle a Dejounte Murray y corrió al aro en soledad. La figura de los Rockets realizó una espectacular volcada, pero la fuerza con la que introdujo la pelota hizo que la red quedara por encima, dando la sensación de que no había ingresado.

El árbitro no convalidó la jugada y además decidió no revisarla. “James Harden hizo un mate y la pelota desapareció para nosotros y entonces salió de la canasta. Cuando esto pasa, es una canasta de interferencia“, fue la explicación de los jueces.

Ante esta situación los Rockets pidieron que se les conceda la victoria o que se repita el desenlace del juego. Sin embargo, todo indica que el reclamo no tendrá una respuesta positiva.




Comentarios