En la última actividad internacional de su gestión, el presidente participó de la cumbre del Mercosur en Brasil.


El presidente Mauricio Macri se despidió este jueves del Mercosur en Brasil en su última gira como jefe de Estado, ratificó su “apuesta” por el bloque regional y le pidió a su sucesor en el cargo, Alberto Fernández, que “oficialice la labor” de Jeanine Áñez como mandataria “a cargo” de Bolivia.

En la última actividad internacional de su gestión, Macri asistió en la ciudad brasileña de Bento Gonçalves, en el estado de Río Grande do Sul, a la 55° Cumbre de Jefes de Estados del Mercosur y Estados Asociados, oportunidad que calificó de “especial” por cerrar las incursiones diplomáticas de su administración.

En su mensaje, el Presidente señaló que el Mercosur “ha sido una de las grandes apuestas de mi gobierno” y afirmó que “el 70 por ciento de los argentinos creemos que una inserción inteligente al mundo nos va a ayudar a desarrollarnos”.

Macri coincidió con su par de Brasil y anfitrión de la cumbre, Jair Bolsonaro, en el reclamo de una mayor apertura del bloque, al abogar por un Mercosur “ampliado” y “seguir con el proceso que permitirá garantizar nuestra participación en la economía mundial, construyendo cadenas regionales de valor y convergiendo con la Alianza del Pacífico”.

Antes, Bolsonaro había planteado, en la misma línea, su insistencia en “reducir el Arancel Externo Común (AEC) y favorecer la apertura económica” del bloque regional porque, dijo, “Brasil confía en la apertura comercial como herramienta de progreso”.

“No podemos perder tiempo, necesitamos un Mercosur más eficiente, sin aceptar retrocesos ideológicos”, subrayó el jefe de Estado brasilero.

En su discurso de hoy, Macri resaltó también su “convicción” de que “los problemas en democracia se resuelven con más democracia y más diálogo”, al advertir que “en estos tiempos de convulsiones y tensiones de la región, no debemos dar por sentado aquello que tanto nos costó conseguir”.

Al respecto, Macri le pidió a Fernández, a quien le traspasará el mando el martes próximo, que “oficialice la labor” de Áñez como “presidenta a cargo” de Bolivia, al valorar la “respuesta y responsabilidad” de la legisladora del país vecino.

“Las elecciones son la única salida” para “restablecer la paz democrática respetando la voluntad de los bolivianos”, añadió el mandatario.




Comentarios