La diva no tomó muy bien la medida cautelar que emitió el entrenador ante la presencia de Verónica Ojeada en su programa.


Esta noche Susana Giménez recibirá a Verónica Ojeda en su programa y ya comenzó la polémica. Es que los abogados de Diego Maradona accionaron para ponerle un bozal legal a Ojeda, para que ni ella ni Susana puedan nombrarlo durante el programa.

Ante semejante noticia, la palabra de la diva no se hizo esperar. “¡Una cautelar otra vez! ¡Qué amoroso! Bueno, que esta vez la mande primero”, dijo la conductora recordando un viejo episodio.

Es que Diego ya le había puesto bozal legal en el 2017, cuando la diva entrevistó a Claudia Villafañe. Otra polémica también de desarrolló en el año 2016, cuando Verónica participó del sketch de la empelada pública y Maradona también alertó a sus abogados.

Mientras tanto, el “Diez” se reunió después de mucho tiempo con Dalma, Gianinna y la misma Claudia Villafañe y se tomaron una foto que rompió las redes.

En el programa de Susana anuncian por las redes el encuentro de esta noche y presentan a Ojeada como “quien rompe el silencio en una charla de mujer a mujer”. Se especula que Verónica develará qué sucedió con Diego en México, cuando él era director técnico de Dorados Sinaloa y ella lo visitó, y por qué ya no ve al pequeño Dieguito Fernando.




Comentarios