Juan Román Riquelme tendrá que empezar a tomar decisiones futbolísticas y lo primero es la búsqueda de un director técnico.


Jorge Amor Ameal asumirá como presidente de Boca el próximo viernes y en la primera reunión de Comisión Directiva designará a Juan Román Riquelme como vicepresidente segundo y a cargo de todo el fútbol del club.

Román tendrá que empezar a tomar decisiones y lo primero es la búsqueda del entrenador, cargo que el 31 de este mes dejará Gustavo Alfaro y que según propias palabras del ídolo “xeneize” ya tendría arreglado de palabra al sucesor.

​Los nombres que suenan son tres. El que tiene más chances es Miguel Angel Russo, entrenador campeón de la última Copa Libertadores que ganó Boca y que lo tuvo a Riquelme como la gran figura de esa conquista.

Miguel Angel Russo, viene de dirigir a Cerro Porteño de Paraguay. (AP)

Más atrás aparece José Pekerman, otro predilecto por Román, que lo tuvo de entrenador cuando integraba las selecciones juveniles y que lo llevó al Mundial de Alemania 2006 con la Selección Mayor.

José Pékerman, un viejo conocido de Juan Román Riquelme. (REUTERS)

La tercera opción es Eduardo Domínguez, más por cercanía a su suegro, Carlos Bianchi, que también podría ser tentado como asesor.

Eduardo Domínguez. (EFE)

Por otra parte, los exjugadores Jorge Bermúdez, Sebastián Battaglia, Marcelo Delgado y Raúl Cascini estarán en un consejo de fútbol y es muy difícil que Nicolás Burdisso siga de director deportivo junto a Aníbal Matellán en el año que le queda de contrato.




Comentarios