La dirigencia se comprometió a pagar los salarios de octubre y noviembre antes del viernes.


El plantel de Independiente se entrenará este martes por la tarde a pesar de la deuda salarial que el club de Avellaneda tiene con ellos.

En un principio, los futbolistas del “Rojo” amenazaron con iniciar una huelga si la situación no se regularizaba. Sin embargo, la dirigencia se comprometió a pagar los salarios de octubre y noviembre antes del viernes y la jornada de trabajo se desarrollará con normalidad.

Independiente atraviesa situación económica muy complicada. De hecho, el vicepresidente de la institución, Pablo Moyano, viajó hace unos días a México para renegociar algunas deudas con clubes de ese país y para intentar vender a algún futbolista.

La economía del club repercute de manera directa en los resultados deportivos. El equipo de Fernando Berón marcha en el puesto 14 de la Superliga (está fuera de la zona de Copas) y todavía debe jugar el viernes que viene un encuentro pendiente frente a Newell’s.




Comentarios