Luego del "festival artístico", la dupla presidencial salió a dar su último discurso en el día del traspaso.


El presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner salieron al palco montado frente a la Casa de Gobierno para dirigir un mensaje a la multitud reunida en la Plaza de Mayo, poco después de la ceremonia de jura de los ministros del gabinete nacional realizada en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada.

Al término del festival que incluyó la presentación de numerosos artistas durante toda la tarde, Fernández aseguró desde el escenario que el peronismo no va a dividirse “nunca más” porque, en ese contexto, “ellos se hacen fuertes”, en referencia a la oposición, a la vez que señaló que “a los que creyeron en esas políticas espero que hayan entendido cómo funciona eso”.

Es un sistema que sólo beneficia a unos pocos y castiga a las mayorías populares“, subrayó sobre el modelo económico de Cambiemos, y anticipó que bajo su gobierno se impondrá la “solidaridad que siempre nos hizo vivir”.

(Foto: Federico López Claro)

Además, el mandatario planteó que “en la Argentina que se viene se terminaron los operadores judiciales, los jueces que se prestan a esas operaciones y los linchamientos mediáticos que todos los días soportamos”.

En el mensaje que brindó ante la multitud, el mandatario abogó en ese sentido por garantizar un “sistema judicial que no nos avergüence” y que no “utilice la prisión preventiva para amedrentar opositores”.

Por su parte, Cristina Kirchner repasó que los cuatro años de gobierno de Macri “fueron muy duros para tantos” por el “trabajo, la pobreza y el hambre”, pero recordó que también resultaron difíciles para quienes “fueron objeto de persecución” y “se nos buscó que literalmente desapareciéramos como seres humanos, casi, a través de la humillación y la persecución”.

(Foto: Federico López Claro)

Sin embargo, abogó porque los dirigentes políticos “entiendan” con “generosidad y humildad” que “no todo empieza y termina en uno”, sino “al contrario, uno es más grande cuando es parte de un todo”, en referencia al armado peronista del Frente de Todos.

Por último, le dirigió unas palabras al Presidente y le señaló que “tiene por delante una tarea muy dura” porque la gestión de Cambiemos “le ha dejado un país devastado, tierra arrasada”.

Aunque, finalmente, apostó por el jefe de Estado porque “tiene la fuerza y la convicción para cambiar esta realidad tan fea que están viviendo los argentinos”.

(Foto: Federico López Claro)

El flamante presidente cerró el discurso: “A partir de hoy empezaremos a escribir un tiempo donde el más importante es el que produce y vamos a desterrar a los que especulan con la timba financiera. Y lo voy a hacer con todos. Cuatro años escuchamos decir que no volvíamos más pero esta noche volvimos y vamos a ser mejores“.

Antes de las 21 sonó la canción “Ji ji Ji“, de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. Fue la conclusión de su primer día como presidente.

Noticia en desarrollo.




Comentarios