La modelo volvió de su luna de miel y comenzó a convivir con su flamante marido y sus hijos.


Después de la megaboda del 22 de noviembre, Pampita y Roberto García Moritán pasaron una luna de miel muy romántica en París, y ahora por fin están de vuelta en Buenos Aires para comenzar la vida juntos.

Reintegrada a su programa “Pampita Online” en Net TV, la conductora contó un cómico episodio que vivió en sus primeros días de convivencia como mujer casada, que en un comienzo le dio un susto.

El domingo, la modelo dejó a García Moritán afuera de su propia casa. “Los domingos yo estoy sola con los chicos. Estaba intentando dormirlos, algo que me toma como mínimo cuarenta minutos. Él no quería hacer ruido tocando el timbre ni nada, así que se quedó esperando en la puerta porque su llave la tenía mi hermano“, explicó ella.

Afortunadamente, Barby Franco, que es vecina de los flamantes esposos, salvó la situación al ver a Roberto en la calle, aunque al principio no lo reconoció. “Le pregunté si quería que llamáramos a la policía porque vi a un chico con gorrita, muy relajado, en la puerta de su casa. Ella se fue a fijar a las cámaras de seguridad y me dijo: ‘¡Es mi marido!’”, contó Barbie.




Comentarios