El fuerte viento tiró el trofeo que luego quedó en manos del 'Bolso'.


Nacional se consagró campeón del torneo Clausura del fútbol uruguayo de Primera División. El Bolso derrotó en la final desempate a su clásico rival, Peñarol, por 2-0.

Sin embargo, la noticia de la noche tuvo que ver con algo que ocurrió durante el partido, pero fuera del campo de juego. Cuando faltaban sólo unos minutos para que finalizara el encuentro en el estadio Centenario de Montevideo, el viento provocó un insólito blooper.

Las fuertes ráfagas empujaron la Copa, que terminó cayendo al foso que separa la cancha de una de las tribunas. Ante la sorpresa de todos los presentes e incluso de los propios relatores, sólo el soporte quedó en pie.

Un asistente se percató de la situación y corrió para intentar agarrarla, pero no llegó a tiempo para evitar la caída. Mientras tanto, quienes comentaban el partido en la televisión relataron lo que sucedía.

Minutos más tarde, los organizadores recuperaron el trofeo y Nacional pudo festejar con el premio en sus manos.




Comentarios