La chica de 19 años habló de "frotamientos" y "manoseos" de parte de su papá, Ricardo Biasotti.


Juan Pablo Fioribello, amigo íntimo de la familia de Andrea Del Boca, y quien también asesora legalmente a la actriz y su familia, contó detalles de la última declaración de Anna Chiara del Boca ante la Unidad Fiscal para la investigación de delitos contra la integridad sexual de niñas y niños (UFIDISN).

La denuncia de Anna Chiara (19) es contra su propio padre, Ricardo Biasotti, por abuso sexual en su infancia (entre los 5 y los 9 años). La acompañaron a declarar sus abogados, Claudio Calabressi y Paula Ojeda.

Anna Chiara (Foto: Instagaram/ @annadelboca)

“El lunes, a las 10 de la mañana, Anna se presentó en la Fiscalía. Y llegó acompañada por una persona de custodia particular, porque tiene muchísimo miedo de sufrir algún ataque por parte del padre debido a que ya ha sufrido presiones en la calle”, contó Fioribello a Clarín.

“Fue una declaración en la que hubo momentos desgarradores, tremendos. No sólo ratificó al cien por ciento la denuncia que había hecho sino que amplió un montón de detalles. Se sometió a todo tipo de preguntas de la Fiscalía. Lloró y se quebró muchas veces. Y dijo cosas terribles”, agregó.

Andres y Anna Chiara del Boca – Ricardo Biasotti

Según Fioribello, la adolescente “habló de abusos de todo tipo” e hizo alusión a “manoseos y frotamientos”. “Dijo que la hacía dormir abrazada a él y le frotaba sus partes íntimas, totalmente desnudo“, añadió.

Anna Chiara contó que su padre “la sentaba a ver películas pornográficas y detalló en qué consistían ese tipo de películas”. “Habló de besos en la boca y de que la obligaban a presenciar actos sexuales con la pareja ocasional que tenía Biasotti en ese momento”, aclaró.

Biasotti le decía ‘para que no tengas miedo vení a dormir conmigo’ y la abrazaba y le hacía estas cosas que detallé. Es desgarrador”.

La adolescente también solicitó tener un botón antipánico y pidió una restricción perimetral contra su padre. Dijo Fioribello: “Tiene mucho miedo de que le haga algo. A él lo describió como una persona siniestra y perversa que es capaz de cualquier cosa, incluso de matarla. Por eso creo que el único destino posible de Biasotti es la cárcel… Así lo prevé la ley penal vigente para las personas que cometen estos hechos aberrantes”.




Comentarios