El acuerdo tentativo se toma como una victoria del presidente estadounidense que fue contundente con el proteccionismo y la guerra comercial con el gigante asiático.


El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció este viernes el cierre de la primera fase de “un acuerdo comercial muy grande” con China y, como consecuencia, la suspensión de los nuevos aranceles a las importaciones chinas que EE.UU, tenía previsto imponer este fin de semana.

“Hemos acordado la primera fase de un acuerdo comercial muy grande con China. Han aceptado muchos cambios estructurales y enormes compras de bienes manufacturados, productos agrícolas y energéticos”, afirmó Trump en su cuenta de Twitter.

Asimismo, agregó que “los aranceles previstos para el 15 de diciembre no serán aplicados por el hecho de haber alcanzado el acuerdo”.

“Comenzaremos las negociaciones sobre la fase dos del acuerdo de manera inmediata, mejor que esperar hasta las elecciones de 2020. Este es un acuerdo asombroso para todos”, remarcó.

Las negociaciones entre ambas partes habían sufrido varios sobresaltos, con informaciones contradictorias y desde que en octubre se anunció un acuerdo tentativo, se lo tomó comu una victoria de Trump, que hizo del proteccionismo y la guerra comercial con China una de sus principales prioridades.




Comentarios