La modelo y conductora rememoró su niñez y contó la libertad con la que la criaron sus papás.


Carolina Ardohain, conocida como Pampita, abandonó su pueblo natal con apenas 18 años para mudarse a Buenos Aires y cumplir su gran sueño. Hoy, con 41 años, una carrera consagrada y una familia propia, recordó con nostalgia su niñez.

En una entrevista con Catalina Dlugi, la modelo contó: “Yo vivía en Doblas (La Pampa). Estaba muy conectada con la naturaleza, no tenía un mundo con juguetes ni con televisión. Sí había música y libertad para jugar”, recordó la conductora.

Además hizo mención sobre lo segura que era esa época “Jugaba sin la mirada de los padres porque vivíamos en un momento en el que había mucha seguridad. Dejabas la bici tira tres días en la vereda y no pasaba nada. Te ibas a lo de un vecino o a una plaza y no tenías que volver a casa a decir adónde estabas. Los padres confiaban con que a las 8 volvieras a comer”, recordó Pampita, La Once Diez, sobre su feliz niñez.

En la misma nota destacó que siempre se sintió atraída por el arte y la danza: “Estudiaba ballet y el escenario me encantaba”. A sus 17 años dio el gran salto al mundo del modelaje, de la mano de representantes como Pancho Dotto. 




Comentarios