Luis Bellando es un diplomático de carrera y su postulación había sido enviada a la Santa Sede para que sea aprobada antes de la designación.


El Gobierno de Alberto Fernández revisará la postulación del diplomático Luis Bellando como embajador ante el Vaticano y, eventualmente, propondrá a otro candidato para esa plaza, anunció el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Según publicó Clarin, el Presidente tiene la intención de presentarle al papa Francisco una las opciones para ocupar el puesto en la reunión que mantendrán el 31 de enero en la Santa Sede, y así acordar la designación.​

​En la Casa Rosada dijeron que “Es habitual que haya consultas con los estados sobre el nombre propuesto. Para Alberto es particularmente importante escuchar la opinión del Papa”.

“Se reverá la propuesta de la Argentina y si hace falta se verá el nombramiento de otro candidato para enviar como embajador o representante ante la Santa Sede”, explicó Cafiero.

En una conferencia de prensa en la Casa de Gobierno, Cafiero explicó que la mecánica de la designación de representantes diplomáticos que tiene la Cancillería es “enviar primero los nombres en consulta, porque los países receptores tiene que estar de acuerdo con los candidatos que se proponen”.

“En este caso, se reverá y se verá si hace falta otro candidato para enviar como embajador o representante ante la Santa Sede”, detalló y dejó la cuestión en manos de Cancillería que, dijo, “tendrá sus tiempos administrativos y sus tiempos de consulta”.

La admisión de Cafiero sobre la posibilidad de que finalmente Bellando no sea el embajador en la Santa Sede surgió luego de las versiones que indicaban que el Vaticano había sugerido cambiar el nombre del representante argentino.




Comentarios