Según contó, le debía el cordero a Federico Alvarez Castillo por una apuesta.


El empresario argentino Eduardo “Pacha” Cantón confesó este viernes él fue quien arrojó desde un helicóptero el cordero que cayó en la pileta de Federico Álvarez Castillo.

Yo tiré el cordero, intenté hacer una broma que salió mal y pido perdón“, declaró Cantón ante la Dirección Nacional de Aviación Civil de Uruguay, en Montevideo.

Y detalló que iba en el helicóptero modelo Robinson 44 junto al piloto Carlos “Chopo” Cano.

Según contó, era un cordero que le debía a Álvarez Castillo por una apuesta.




Comentarios