En una entrevista con Marcelo Polino, la vedette uruguaya dijo que su colega es una mentirosa. ¿Peligra la obra Veinte millones?


“Veinte millones”, la obra encabezada por Carmen Barbieri en Mar del Plata no deja de generar escándalo, debido a la pelea entre dos de sus protagonistas: Mónica Farro y Sol Pérez. 

Después de la cancelación de la función del viernes, el tema siguió escalando. Pérez ya había utilizado el micrófono de Involucrados (el ciclo del cual forma parte), para tirarse contra su compañera. Ahora fue el turno de Farro, quien habló en “Polino auténtico”, en Radio Mitre. “Estamos todos sorprendidos. Son cosas de nenas de dos años, que son ridículas”, aseguró la vedette.

“Agradezco que esto pasó adelante de todos”, agregó la uruguaya, quien además contó que la ex “chica del clima” se “metió con su hijo” y la tildó de “gato”.

Las declaraciones de Mónica Farro. (Twitter)

De acuerdo con Farro, todo comenzó cuando encaró a Pérez, debido a sus destratos hacia ella: “Yo le dije al stage manager y al director ‘le voy a ir a preguntar al camarín si tiene algún problema’ porque es mejor que te digan ‘sabes qué, prefiero que no me saludes y ni me mires’, no hacer el papel de pelotuda”, resumió. Entonces habrían empezado los gritos.

“Es una persona que se para adelante tuyo y te dice ‘pegame, pegame, pegame’. Yo me di vuelta y le dije a Carmen, ‘no le voy a pegar’. Y Carmen me dijo ‘lo bien que haceé'”, agregó Farro.

Ante las preguntas de Polino, la vedette uruguaya se definió a sí misma como una persona “tranquila” y llamó “mitómana” a “la sobri”. Aunque, eso sí, confesó que una vez le advirtió que “le falta un montón de pisada en el escenario”, lo que algunos considerarían un agravio no menor.

El elenco de “Veinte millones”, antes de la pelea. (Instagram)

Frente a los rumores que se barajaban ayer respecto a la renuncia de una o ambas bailarinas, Farro fue directa: “Yo le dije ‘Guille [en referencia a Guillermo Marin, prooductor de la obra]: yo soy profesional. Si ustedes no me bajan del escenario, yo no me voy a bajar bajo ningún motivo’. Si me quieren echar, que me echen“.

“No hay vuelta atrás”, fue la conclusión de la entrevista.




Comentarios