El Secretario de Estado Mike Pompeo puso al país como ejemplo durante una conferencia en Colombia.


Para Estados Unidos, las acciones que Argentina tomó contra Hezbollah, “máximo actor terrorista representante del régimen iraní” son “alentadoras”. Estas fueron iniciadas por Mauricio Macri y continuadas por Alberto Fernández.

Este apoyo de la Casa Blanca se dio el lunes, después de que la Unidad de Información Financiera (UIF) argentina decidiera prorrogar “el congelamiento de activos de la organización terrorista Hezbollah, sus líderes y entidades específicas del ala militar que integran la misma”. La medida estaba vigente desde julio de 2019.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, junto al venezolano Juan Guaidó en la III Conferencia Ministerial Hemisférica de Lucha contra el Terrorismo, en Colombia (EFE)

El secretario de Estado Mike Pompeo se refirió a Hezbollah durante su participación en la Tercera Conferencia Ministerial Hemisférica de la Lucha contra el Terrorismo, en Colombia, informó Clarín. “Todos sabemos que Hezbollah, el máximo actor terrorista representante del régimen iraní, ha encontrado refugio seguro en Venezuela con Maduro. Esto es inadmisible”, dijo.

Y continuó: “Estados Unidos considera alentador que otras naciones hayan enfrentado a Hezbollah y otras organizaciones terroristas”. Sobre Argentina dijo: “Cuando nos reunimos en julio, Argentina estableció su régimen interno de designaciones terroristas y lo utilizó para sancionar a Hezbollah”.

“En 2019 el gobierno de Argentina inmovilizó los activos financieros de 14 personas pertenecientes al clan Barakat”, indicó sobre el líder de ese grupo, detenido por la policía federal brasileña. “Espero que otras naciones adopten medidas similares para combatir a esta organización y a otros grupos terroristas imponiendo designaciones, impidiendo que se financie el terrorismo y presentando cargos contra presuntos agentes”, sumó.

En julio de 2019 Mauricio Macri incluyó a Hezbollah en el registro de organizaciones terroristas y la medida fue celebrada por Estados Unidos. Tras el cambio de gestión, la designada ministra de Seguridad Sabina Frederic dijo que la creación de ese registro era “comprarnos un problema que no tenemos”, y que la iniciativa había sido “una exigencia de Estados Unidos al gobierno” de Macri.

Sabina Frederic (Foto:Clarín)

Las declaraciones de Frederic generaron el repudio de los familiares de las víctimas de los atentados y del presidente de la DAIA, Jorge Knoblovits. Incluso el director General Adjunto para América Latina y el Caribe de la cancillería israelí, Modi Ephraim, sostuvo que el registro era “un paso necesario” en la lucha contra el terrorismo.

Finalmente, el Gobierno de Fernández decidió no revertir la medida de su antecesor.




Comentarios