El árbitro Fernando Rapallini, frente a Aldosivi, le había mostrado tarjeta a Javier Pinola y no a él.


En el primer partido oficial del año para River, el equipo de Marcelo Gallardo le ganó 2-1 a Independiente, y luego del encuentro se despertó una polémica. Nacho Fernández fue amonestado por una infracción a Lucas Romero y llegó a la quinta amarilla.

Tanto la transmisión oficial como la Superliga aseguraron que el mediocampista no podría jugar la próxima fecha. Pero cuando el DT comenzaba a planear el encuentro contra Godoy Cruz -el sábado a las 21:45 – sin la presencia del volante, descubrió que Nacho no tenía cinco, sino cuatro amarillas en su haber.

Es que durante el partido contra Aldosivi en Mar del Plata, por la fecha 12, no quedó claro si Fernando Rapallini le sacó o no la tarjeta al ex Gimnasia, en medio de un tumulto que se generó por un supuesto penal a Javier Pinola. Lo cierto es que la sanción había sido para el defensor.

El organismo que define la situación es el COMET, el sistema digital de registro de jugadores, que reconoce que Nacho tiene cuatro tarjetas, tal como figura en el informe oficial del partido que Rapallini presentó en las oficinas de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA). Alivio para el Muñeco.




Comentarios