El fiscal general de Dolores, Diego Escoda, indicó que no había indicios de que estuvieran bajo el efecto de alcohol o drogas.


Según el fiscal del caso del asesinato de Fernando Báez Sosa, los rugbiers acusados estaban lúcidos cuando fueron detenidos. “Nada indica que estuvieran bajo los efectos de alcohol o drogas”, dijo Diego Escoda.

“Estaban ubicados en tiempo y espacio”, aseguró el fiscal general de Dolores en diálogo con TN, y agregó que se les habían realizado las pericias toxicológicas con resultados negativos.

El martes, dos de los rugbiers detenidos fueron imputados por la fiscal Verónica Zamboni: son Máximo Thomsen (20) y Ciro Pertossi (19), señalados como coautores del “homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas”.

Máximo Pablo Thomsen.

Los otros ocho rugbiers quedaron como “partícipes necesarios” del hecho, mientras que el detenido número 11, Pablo Ventura, fue liberado después de que la Justicia no pudiera probar que hubiera estado en Villa Gesell al momento del asesinato de Báez Sosa.

Según explicó Escoda, el delito por el que están imputados los agresores prevé una pena de prisión perpetua. La calificación de los imputados podría variar después de las ruedas de reconocimiento que se realizarán este semana.

Los rugbiers del crimen de Villa Gesell.

Thomsen y Pertossi son quienes provocaron la muerte del joven de Zárate, mientras que los demás jugadores del Club Náutico Arsenal de esa localidad, Matías Benicelli, Ayrton Viollaz, Luciano Pertossi, Lucas Pertossi, Alejo Milanesi, Enzo Comelli, Juan Pedro Guarino, y Blas Cinalli están acusados de “haber impedido que los amigos de la víctima pudieran auxiliarlo”.

Escoda también indicó que a todos los detenidos se les extrajeron muestras de sangre que serán analizadas en La Plata “para cotejo de ADN de las prendas incautadas a los imputados y muestras de la víctima”, mientras que lo mismo ocurrirá con “el calzado secuestrado a los detenidos para pericias escopométricas de la impronta que quedó en la víctima”.

Lo que la Justicia busca esclarecer con estas pruebas es quién fue el que pateó en la cabeza a Fernando cuando éste estaba tirado en el suelo y le provocó el traumatismo de cráneo que, según la autopsia, le causó la muerte.




Comentarios