El 15 de febrero se conmemora el Día Internacional del Cáncer Infantil.


Cada 15 de febrero, se conmemora el Día Internacional del Cáncer Infantil. La iniciativa surgió en 2001, de la Organización Internacional de Cáncer Infantil, una red conformada por 177 asociaciones de padres de niños y niñas con cáncer, presente en 90 países.

El objetivo de la fecha es visibilizar, sensibilizar y concientizar a la población sobre los problemas que afrontan las familias afectadas; pero, también, difundir que una atención médica temprana y adecuada salva vidas. El distintivo de este importante día es el lazo dorado: en honor a la resistencia de los niños y niñas, fuertes como el oro.

Lazo dorado: el símbolo del Día Internacional del Cáncer Infantil. (Web)

En nuestro país, el Registro Oncopediátrico Hospitalario Argentino (ROHA), dependiente del Programa de cuidado integral del niño con cáncer del Instituto Nacional del Cáncer de Argentina, es el encargado de relevar los casos. Según las últimas estadísticas publicadas, entre los años 2000 y 2017, hubo 24.117 menores de 15 años diagnosticados con una patología oncológica. En otras palabras, 4 por día.

El 40% de estos pacientes son atendidos en el Hospital Garrahan, lo cual implica aproximadamente 500 ingresos anuales. Esta institución -referente en medicina pediátrica- posee un Centro de Atención Integral del Paciente Hemato-Oncológico (CAIPHO). Los resultados que maneja son sorprendentes: más del 70% de los menores enfermos muestran tasas de supervivencia. Cifras de este tipo solo pueden ser encontradas en los mejores centros oncológicos del mundo.

El periodista de Infobae Víctor Ingrassia se contactó con las autoridades del Garrahan, para conocer en profundidad los tratamientos, así como los desafíos de médicos, niños, niñas y adolescentes. Patricia García Arrigoni, directora médica ejecutiva del hospital, planteó: “El 80% de los niños con cáncer del país son atendidos en centros públicos y esto habla de un modelo de atención equitativo, igualitario y de calidad que es distintivo de nuestro país”.

(Web)

Según relató la doctora, el CAIPHO cuenta con 90 camas, al igual que con recursos médicos y tecnológicos de primer nivel. Esto permite establecer un diagnóstico claro y derivar al tratamiento indicado, que puede ir desde la radioterapia, la quimioterapia, la cirugía, o una combinación de estas. Bioquímicos, patólogos, médicos hemato-oncológicos pediatras, ortopedistas y cirujanos son algunos de los profesionales del extenso equipo disciplinario que trabaja en el edificio ubicado en la calle Pichincha 1890.

García Arrigoni también informó a Infobae que existe una Red de Oficinas de Comunicación a Distancia: más de 300 centros distribuidos por todo el país, con las que el hospital mantiene teleconsultas e intercambia constantemente opiniones.

“Una mejora en los porcentajes de curación”

Marcelo Scopinaro es Director Médico Ejecutivo de la Fundación Pediátrica Argentina (FuPeA) y ex Jefe del Servicio de Hemato-Oncología del Hospital Garrahan. También consultado por Infobae, resaltó la incidencia de la concientización de la enfermedad, sobre los resultados posteriormente encontrados. Sus palabras son respaldadas por las cifras oficiales.

Mercedes García Lombardi, oncóloga pediátrica del Hospital Británico contactada por Infobae, agregó: “Gracias al diagnóstico temprano, el tratamiento adecuado y el cuidado integral del paciente, 7 de cada 10 niños se cura. La duración de cada tratamiento varía desde 3 meses a los 2 años​, dependiendo del tipo de enfermedad; e intervienen oncólogos pediatras, hematólogos pediatras, pediatras clínicos, cirujanos, traumatólogos, clínicos infectólogos, enfermeros,¿ y psicólogos, entre otros profesionales de la salud”

La doctora hace especial hincapié en la necesidad de la formación médica y la detección temprana. A la vez, insta a los padres a que se acerquen a los centros de salud, si sus hijos o hijas presentan algún síntoma fuera de lo normal.

En cuanto a la composición de las consultas y tratamientos, el doctor Scopinaro explicó que uno de los tumores más frecuentes en chicos y chicas es la leucemia aguda: se diagnostican entre 450 y 550 casos por año, con un 50% de efectividad de tratamientos en centros de alta complejidad y con profesionales expertos.

A los consultorios, también acuden menores con tumores sólidos específicos de su edad, tumores de sistema nervioso central, linfomas y otros como neuroblastoma, tumor de Wilms y retinoblastoma. El especialista aclaró al periodista que los cánceres propios de los adultos, no son los que suelen aparecer en niños, niñas y adolescentes.




Comentarios