El cantante, que atravesó fama y adicciones desde pequeño, quiere cuidar a colega.


Billie Eilish está en boca de todos: con solo 18 años, rompió récords en la historia del Grammys, al llevarse cinco galardones. Entre ellos, los cuatro principales. Su historia nos recuerda a la de Justin Bieber, quien aún más joven -a los 14 años- se convirtió en una megaestrella del pop.

Claro que el joven canadiense no tuvo una vida fácil: sus álbumes de platino se combinaron con adicciones a distintas sustancias y depresión. Actualmente, lucha contra la enfermedad de Lyme mientras se prepara para volver a los escenarios.

En una entrevista con el periodista Zane Lowe, Bieber habló de los momentos más ásperos de su vida y los proyectos que le esperan. Pero, además, emocionó a los espectadores al hablar de su colega Billie Eilish.

Entre lágrimas, con palabras entrecortadas, el cantante aseguró: “Dejen que haga sus cosas y si alguna vez me necesita, estaré allí. Yo me pongo en rol de protector, porque la gente da por sentado muchas cosas. Yo solo quiero protegerla, no quiero que pierda el control, no quiero que pase por lo que yo pasé. No se lo deseo a nadie. Si ella me necesita, estoy a un llamado de distancia“.

Días atrás, Justin estrenó en YouTube el documental Seasons, donde cuenta sus luchas y altibajos, así como su ingesta de drogas y alcohol desde la preadolescencia.

Billie no hizo oídos sordos de las palabras de Justin. No solo compartió el video en su cuenta de Instagram, con la frase: “Los tiempos cambian”.

Billie era una “belieber”. (Instagram)

También mostró a su público que ella fue siempre una “Belieber” (como se llama a los fanáticos de Justin), a través de fotos: desde los posters de su vieja habitación, hasta una remera con su nombre de su ídolo.

La antigua pieza de Billie. (Instagram)

Billie, “siempre fan de Justin Bieber”. (Instagram)

Justin le respondió: “Te amo”. Su esposa, Hailey, también sumó su amor y apoyo.

(Instagram)




Comentarios