Las autoridades sanitarias de ese país reportaron 2.048 casos nuevos del virus y 105 muertes más.


China ordenó aislar la ciudad de Xiagona, donde habitan casi 5 millones de personas. Con el segundo número más alto de casos confirmados de coronavirus, el gobierno ordenó a los residentes permanecer en sus hogares; en el caso de no cumplir, podrían recibir sanciones de hasta 10 días de arresto.

Asimismo, China podría aplazar su congreso anual de marzo, su cita política más importante del año. Mientras que el Ejército envió cientos de trabajadores sanitarios adicionales y suministros a Wuhan, la ciudad más afectada por el brote iniciado hace dos meses.

El Comité Permanente del Congreso Popular Nacional dijo creer que debía posponerse el evento para dar prioridad a la vida, seguridad y salud de las personas, según la agencia oficial de noticias Xinhua.

Un tercio de los 3.000 delegados son funcionarios provinciales y municipales con tareas administrativas que trabajan en primera línea de la lucha contra la epidemia, afirmó el Comité.

El organismo anunció una reunión el 24 de febrero para considerar más a fondo un aplazamiento. El congreso estaba previsto para el 5 de marzo.

Mientras tanto, las autoridades sanitarias reportaron 2.048 casos nuevos del virus y 105 muertes más. Otros 10.844 pacientes se han recuperado del COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus, y fueron dados de alta de hospitales, según las cifras difundidas este lunes.

En tanto, Wuhan concentró la gran mayoría de los 70.548 casos en la China continental. Unos 60 millones de personas en esa y otras regiones de ese país están sujetas a estrictos controles de movimiento para impedir que el virus se propague más.




Comentarios