El delantero sufrió quemaduras y tuvo que ser asistido en el segundo tiempo.


El clásico del fútbol chileno entre Colo Colo y Universidad Católica fue suspendido este domingo por protestas de barra bravas en el contexto de la crisis social que sufre el país trasandino. Como consecuencia de una bomba de estruendo arrojada en el campo de juego, el argentino Nicolás Blandi sufrió quemaduras. 

Cuando se jugaban 25 minutos del segundo tiempo, fuegos artificiales lanzados por la barra de Colo Colo cayeron a la cancha. Por ese hecho, el árbitro del partido, Piero Maza, decidió suspender el partido que hasta ese momento ganaba Católica por 2-0.

Ya en la primera etapa del duelo, la barra lanzó fuegos de artificio y cánticos en contra del presidente de Chile, Sebastián Piñera, lo que llevó al árbitro a suspender por seis minutos el juego.

Las barras bravas de varios equipos chilenos se han manifestado en las protestas registradas en el marco de la crisis social que comenzó el 18 de octubre del año pasado y que ha dejado 31 muertos.

Este es el segundo partido del torneo que se suspende, luego que se cancelara el duelo por la segunda fecha entre Coquimbo Unido y Audax Italiano por la invasión de hinchas.




Comentarios