"El plan de quedarse con Ciccone fue del gobierno K", manifestó el testigo colaborador en el marco de la causa Ciccone.


Alejandro Vandenbroele, testigo colaborador en la causa Ciccone, rechazó haber recibido plata para declarar contra el ex vicepresidente Amado Boudou, quien se encuentra detenido por esta causa.

“Nadie me pagó ni me ofreció dinero para declarar contra Amado Boudou”, manifestó Vandenbroele en declaraciones a TN. Y agregó: “El plan de quedarse con Ciccone fue del gobierno K; la idea era hasta fabricar dinero para países de África”.

“En el marco del Programa de Testigos cuando entrás tu vida cambia totalmente. Yo puedo entender que desde un sector político digan que soy un arrepentido trucho, pero no puedo entender que ciertos sectores del poder judicial digan que soy un arrepentido trucho“, dijo el testigo arrepentido, quien consideró que “quieren amedrentar a los arrepentidos”.

Alejandro Vandenbroele.

La fiscal federal Paloma Ochoa había requerido que se investiguen posibles irregularidades en la declaración de Vandenbroele.

En tanto, en una entrevista con La Nación, reconoció que “el grupo de Boudou” le pagó “durante años” para que se quedara “tranquilo”. Y continuó: “Hasta que dije ‘basta’, con el apoyo de mi familia. Pero ahora dicen que me ‘compraron’ para atacarme, pero en realidad para atacar el régimen del ‘arrepentido’ en general”.

En ese sentido, el propio Boudou se había referido sobre ese tema desde la cárcel: “El Gobierno de Mauricio Macri le pagaba a testigos y a jueces con cargos. Al juez que me condenó lo ascendió por decreto a la Cámara Federal, ni siguiera fue que ganó un concurso. Acá hubo testigos, peritos y jueces truchos”.




Comentarios