El abogado de la familia del joven se refirió a las declaraciones de los detenidos.


Fernando Burlando, abogado de la familia de Fernando Báez Sosa, aseguró este jueves que los rugbiers detenidos por el crimen del joven en Villa Gesell, que declararon tener miedo en la cárcel, “ni siquiera le dieron la posibilidad de tener miedo” a la víctima y ahora “están mariconeando” en su lugar de detención.

“‘Tienen miedo’, a Fernando ni siquiera le dieron la posibilidad de tener miedo, porque el ataque fue de atrás y a traición. La pelea de barrio era uno contra uno y los demás en ronda y en el piso no se le pegaba a nadie”, afirmó Burlando a Télam.

“Estos guapos con billetera resultaron ser los verdaderos cobardes de la historia. Fueron cobardes cuando atacaron a Fernando y son cobardes ahora mariconeando donde están alojados”, agregó el letrado.

El miércoles, al declarar, varios de los imputados afirmaron que los presos del penal de Dolores les gritan que los pueden lastimar y “no les va a pasar nada porque el mismo Burlando los defendería”.

Al respecto, Burlando respondió: “Al penal de Dolores no voy hace 20 años y todavía no me llamó nadie y nadie me ha pedido nada”.




Comentarios