El presidente argentino no asistirá a la jura de Lacalle Pou, al que llamará. Estará ausente por la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso.


La jura del nuevo presidente de Uruguay Luis Lacalle Pou será el 1º de marzo en Montevideo. Pero Alberto Fernández ya avisó que estará ausente. Lo hizo a través nota diplomática para disculparse por faltar y prometió un encuentro pronto.

¿A qué se debe la ausencia del presidente argentino? El mismo día Fernández será el encargado de inaugurar las sesiones ordinarias del Congreso. El nuevo presidente de Uruguay pertenece al Partido Nacional y logró desplazar al Frente Amplio del gobierno tras casi una década y media de gobierno.

La jura del nuevo presidente de Uruguay Luis Lacalle Pou será el 1º de marzo en Montevideo. (Foto: PABLO PORCIUNCULA / AFP)

La ausencia del mandatario en Uruguay frustra un posible encuentro con el presidente de Brasil Jair Bolsonaro. En un encuentro que mantuvo el futuro canciller uruguayo Ernesto Talvi semana pasada con Felipe Solá propuso una cumbre bilateral en Montevideo, que no podrá ser.

Desde la Casa Rosada aseguran: “Sabemos que tenemos que tener una buena relación con Brasil y que hay que retomar el diálogo pero cada cosa tiene su tiempo”.

Jair Bolsonaro con el canciller Felipe Sola (Foto: Carolina Antunes/Brazilian Presidency/dpa)

La relación con Brasil ha mejorado desde la asunción de Alberto. La designación de Daniel Scioli como embajador muestra una posición dialoguista de parte del gobierno nacional.

Daniel Scioli será el embajador argentino en Brasil.

Con los recientes anuncios del FMI, desde el seno del Gobierno argumentan que la vía diplomática y comercial está activa con el gigante del continente y que se puede avanzar en esos frentes sin que, en lo inmediato, sea imprescindible una cumbre de Fernández con Bolsonaro.

Es claro que la relación internacional del presidente argentino está abocada a resolver el problema de la deuda en lo inmediato. La gira por Europa y el diálogo con Donald Trump son señal de esto. Es importante la relación bilateral con los países del continente, pero desde el Gobierno tienen claro el rumbo.




Comentarios