Jefatura de Gabinete publicará una decisión administrativa para regular el tema y que no se repita, al menos durante la pandemia.


El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, dispuso revocar las compras de aceite y azúcar, productos que habían sido adquiridos por su cartera con precios que estaban por encima de precios testigos de la Sindicatura General de la Nación.

Ahora, el ministerio hará una nueva convocatoria a proveedores para que le vendan esos mismos productos a la cartera, que luego los distribuirá de acuerdo a las políticas de asistencia social en medio de la crisis sanitaria y económica por la pandemia de Covid-19.

La marcha atrás con la compra le fue ordenada a Arroyo por el presidente Alberto Fernández, indicaron fuentes oficiales a Vía País.

Horas antes Arroyo le pidió la renuncia del secretario de Articulación de Políticas Sociales, Gonzalo Calvo, el funcionario que autorizó la compra por sobre los precios testigo de la Sigen para azúcar y aceite.

Por otra parte, el Gobierno publicará en las próximas horas una decisión administrativa tomada por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, para intentar que esta situación no se vuelva a repetir en una compra realizada por el Estado al menos en el marco de la crisis actual.

Alberto Fernández y Daniel Arroyo. (Foto: Web)

Esa decisión, a la que accedió este diario antes de que fuera publicada, establece que en los procesos de compra que se lleven a cabo para atender la emergencia en el marco del Procedimiento de Contratación de Bienes y Servicios no podrá en ningún caso abonarse montos superiores a los Precios Máximos establecidos por el propio Gobierno.

Los precios máximos habían sido determinados por la Resolución 100/20 de la Secretaría de Comercio semanas atrás, para evitar abusos en las góndolas.

Asimismo, se instruirá a los titulares de los ministerios y de los organismos descentralizados a realizar, en aquellos procesos que no se encontraren concluidos, las diligencias necesarias para que se respeten, en todos los casos, los precios máximos prefijados.

Y en todos los procesos de compra alcanzados por la Decisión Administrativa N° 409/20 en los que se hubiere realizado ya el acto de adjudicación y hubiera obligaciones de pago pendientes de cumplimiento, también se aplicará el criterio.

En todos los casos, se procederá a pagar exclusivamente hasta el monto correspondiente a la aplicación de la Resolución firmada por la secretaria de Comercio Interior Paula Español, respetando los precios máximos allí previstos.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.




Comentarios