El dirigente político estuvo internado en el sanatorio Anchorena por un cuadro febril.


El dirigente político y social Luis D’Elía se realizó un test para determinar si contrajo coronavirus mientras estuvo detenido en Ezeiza y el resultado fue negativo. De esta manera, volverá a cumplir la prisión domiciliaria que se le concedió el fin de semana pasado.

El viernes pasado, D’Elía, condenado a 3 años y 9 meses de prisión por la toma de una comisaría en el barrio porteño de La Boca en 2004, había sido trasladado con un cuadro febril desde el penal de Ezeiza hacia el Sanatorio Anchorena de Buenos Aires, donde quedó internado hasta este miércoles.

El sábado a la mañana, mientras estaba en observación y a la espera de los resultados de distintos análisis, el Tribunal Oral Federal (TOF) 6 le concedió el arresto domiciliario transitorio hasta tanto “cesen las razones” por las cuales se vio “en la situación de adoptar esta medida excepcional” ante el avance de la pandemia.

El hisopado (del test de Covid-19) le dio negativo y se lo llevan ahora a la casa”, informaron a Télam fuentes judiciales, aunque desde el entorno de D’Elía señalaron que el dirigente seguía con dolores en el cuerpo y recordaron que es diabético, insulino dependiente y paciente cardíaco.

La prisión domiciliaria transitoria le había sido concedida a D’Elía debido a los “los síntomas presentados, la falta de certeza sobre la posible necesidad de dejarlo internado un tiempo” y ante la “necesidad o no de efectuarle estudios vinculados al Covid-19” o “de hacerle otro tipo de estudios extramuros”, según señalara la jueza del TOF 6, Sabrina Namer, en el fallo emitido el último sábado.

En su fallo, Namer ordenó que, una vez “externado del Sanatorio Anchorena”, en el barrio porteño de Recoleta, D’Elía fuera conducido a su domicilio en Almagro con la modalidad del arresto domiciliario y “con la aplicación de dispositivos de monitoreo electrónico”.




Comentarios