El crimen del afroamericano a manos de la Policía desató protestas contra el racismo en todo Estados Unidos.


Los resultados completos de la autopsia realizada por las autoridades sanitarias a George Floyd revelaron este lunes que murió por “homicidio” debido a la “compresión del cuello” cuando un policía lo inmovilizó, y también mostraron que la víctima había consumido fentanilo, según un comunicado del condado de Hennepin.

Floyd, de 46 años, murió de un paro cardiorrespiratorio por “restricción y compresión del cuello” en el arresto, y la forma de muerte fue “homicidio”, informaron los forenses del condado de Hennepin en Minneapolis en un comunicado.

Otros detalles sobre las condiciones de salud de Floyd indican que tenía una “enfermedad cardíaca arteriosclerótica e hipertensiva; intoxicación por fentanilo; uso reciente de metanfetamina”.

La muerte en Minneapolis de este hombre hace una semana generó conmoción en Estados Unidos y provocó una ola de protestas no vistas en décadas contra la violencia policial y el racismo.

El comunicado aclaró sin embargo que “la forma de la muerte no es una determinación legal de culpabilidad o intención”. Además, enfatizó que según la ley estatal de Minnesota la unidad forense “es una oficina neutral y es independiente y distinta de cualquier autoridad fiscal o agencia de aplicación de la ley”.

(Foto: AP Photo/Alex Brandon)

Las protestas se extendieron a lo largo del país durante todo el fin de semana. “Quiero poder caminar por la calle sin sentir miedo”, se escuchó decir a uno de los miles de manifestantes, mientras en otra de las marchas, una joven enfrentaba a los efectivos completamente angustiada después de haber perdido a tres de sus hermanos, también asesinados por la brutalidad racista de la Policía.

Las protestas se hicieron sentir en las calles de Minneapolis, Atlanta, New York, Washington y también en otras ciudades del mundo como Londres o Barcelona.

Unas de las manifestaciones más violentas del domingo se dieron en Washington: comenzaron frente a la Casa Blanca, donde los manifestantes prendieron hogueras, que derivaron luego en incendios y enfrentamientos con la policía en zonas aledañas.

Además, en medio del clima de tensión, el grupo hacker Anonymous arremetió contra los grandes poderes y aseguró comenzar a divulgar información confidencial. Por la noche del domingo publicó una lista negra de gente cercana a Jeffrey Epstein, un financiero vinculado al tráfico sexual de menores.

Donald Trump (Foto: REUTERS/Tom Brenner)

Por otra parte, Donald Trump amenazó ya no solo con apelar a la Guardia Nacional sino a recurrir al ejército si los gobernadores demócratas locales no responden con dureza contra la violencia en las protestas.

“Cruzar las fronteras estatales para incitar a la violencia es un delito federal! Los gobernadores y alcaldes liberales deben endurecerse o el gobierno federal intervendrá y hará lo que sea necesario, y esto incluye el poder ilimitado de nuestro ejército y muchos arrestos“, escribió el republicano en Twitter.




Comentarios