El presidente de Estados Unidos convocó al Ejército para hacerle frente a las manifestaciones por el asesinato de George Floyd a manos de la Policia.


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este lunes el despliegue de “miles y miles de soldados fuertemente armados” y de agentes de la ley para detener los disturbios en Washington DC.

“Estoy movilizando todos los recursos federales, civiles y militares disponibles para detener los disturbios y los saqueos para poner fin a la destrucción y los incendios provocados y para proteger los derechos de los estadounidenses que respetan la ley”, dijo el mandatario en un discurso en la Casa Blanca.

Casi al mismo tiempo de que Trump iniciara su alocución los efectivos de seguridad empezaron a lanzar gases lacrimógenos contra los manifestantes congregados en las inmediaciones de la mansión presidencial que protestaban contra el asesinato del afroamericano George Floyd, hace hoy una semana en Mineápolis (Minnesota), a manos de un policía blanco.

Donald Trump (Foto: REUTERS/Tom Brenner)

Poco después de dirigir el mensaje al país en el que anunciaba el despliegue de la Guardia Nacional, Trump salió a la Lafayette Square, la plaza situada frente a la casa presidencial, y caminó hasta la Iglesia Episcopal St. John’s, ubicada en una de las esquinas aledañas a la Casa Blanca.

Previamente, la Policía y los efectivos que custodian la residencia presidencial habían desalojado a los manifestantes con gases lacrimógenos, en un área que ha sido escenario de refriegas en los últimos días, en medio de las protestas raciales en el país




Comentarios