"Lo que le pasa a la gente no es lo mismo que se siente en las oficinas", dijo.


El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, se mostró molesto luego de la reunión en Casa Rosada entre Nación, Ciudad y Provincia para planear la próxima cuarentena por el coronavirus en el área metropolitana. “Estoy enojado”, dijo a la salida.

“Lo que le pasa a la gente en la calle no es lo mismo que se siente en oficinas donde se toman definiciones“, consideró Berni en el programa “Nada personal”.

En dicha reunión, se analizaron diferentes formas para “oxigenar” el aislamiento en la próxima etapa. El cónclave fue encabezado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Asimismo, el ministro de Seguridad bonaerense manifestó que su malestar “con propios y ajenos”. Y agregó: “Uno está haciendo un esfuerzo. Veo a mis policías que están haciendo un esfuerzo terrible en Villa Azul, en Villa Itatí y en tantas tantas otras más. Hay que tener respeto por toda esa gente, por todos los que llevan adelante y acompañan una decisión del Estado”.

Además, pidió por “una visión mucho más amplia” al momento de tomar decisiones y enfatizó que “hay que salir a caminar un poco más”. En ese sentido, planteó: “Hay actores que toman definiciones que deberán tener más realismo y cara a cara con la sociedad”.

“Hay un sector importante de la sociedad acostumbrado a recibir ayuda del Estado, y otra parte que no sabe cómo hacerlo. Hay que llegar a este grupo con más cantidad y velocidad de ayuda”, cerró.




Comentarios