"Celebro que el Ejecutivo provincial haya apartado a los efectivos", escribió el mandatario en Twitter.


El presidente Alberto Fernández sostuvo este martes que la erradicación de la “violencia institucional” que sufren las minorías y diversidades es una “deuda de la democracia”, después de que se hicieran públicas las imágenes del ataque policial a una familia de la comunidad qom en Chaco.

Desde su cuenta de Twitter, el mandatario planteó que los hechos de “violencia institucional” registrados en las últimas horas en esa provincia “son inaceptables”.

Celebro que el Ejecutivo provincial haya apartado a los efectivos, pero debemos trabajar más profundamente en una problemática que es una deuda de la democracia“, enfatizó.

(Twitter: @alferdez)

El Presidente se refirió de esta manera a la denuncia de una familia qom contra un grupo de policías que irrumpió violentamente en su domicilio y golpeó y amenazó con prender fuego a las personas que estaban en la vivienda.

El Ministerio de Seguridad provincial repudió ese “accionar ilegal” y apartó de sus funciones a los efectivos involucrados.

El hecho se hizo público en las últimas horas, luego de que se viralizaran videos, fotos y audios de personas que viven en el barrio Cacique Pelayo-Banderas Argentina de la localidad chaqueña de Fontana.

De acuerdo a la denuncia, los policías de la comisaría tercera ingresaron el domingo último a la madrugada al domicilio de una mujer que vive con su padre y sus hijos, una adolescente de 16 años y un joven de 19, a quienes se llevaron detenidos junto a una chica de 18 años y otro muchacho de 20.




Comentarios