El club alemán logró su vigésimo título después de ganarle 4-2 al Leverkusen.


El Bayern Múnich ha conquistado este sábado su vigésima Copa de Alemania, la segunda consecutiva, después de imponerse en la final al Bayer Leverkusen (2-4) en un partido redondo para los muniqueses, que lo tenían resuelto antes del descanso.

El equipo de Hansi Flick, que ya ha ganado la Bundesliga esta temporada, no tuvo problemas para firmar el doblete nacional con un cómodo triunfo ante el combinado de la ‘aspirina’. David Alaba abrió la cuenta para los bávaros al primer cuarto de hora con un lanzamiento magistral de falta.

(Foto: John MACDOUGALL / various sources / AFP)

El segundo gol llegó antes de cumplir el ecuador del acto inicial tras una pérdida infantil del Leverkusen. Kimmich se hizo dueño del balón y habilitó a Serge Gnabry con un gran pase para que éste ampliase la ventaja y confirmase el dominio muniqués con un disparo cruzado.

El Bayern lo hizo todo bien, no sufrió una sola ocasión en la primera mitad y gestionó a la perfección la ventaja. En la segunda parte, con la mejoría de su rival, puso más tierra de por medio con un gol de Robert Lewandowski, que ya suma 46 entre todas las competiciones.

(Foto: Michael Sohn/AP Pool/dpa)

Los pupilos de Peter Bosz despertaron a la hora de partido con un tanto de Sven Bender, pero no hubo debate en el tramo final pese a que sucedieron muchas cosas. Lewandowski marcó el cuarto con un detalle exquisito, picando el balón por encima del portero, y Kai Havertz estableció el 2-4 definitivo con un penalti que tuvo que ser revisado por el VAR.

De esta forma, el Bayern suma su vigésimo título copero, sella el doblete, y confirma su dominio un año más en el fútbol alemán. Es la cuarta Copa de Thiago Alcántara, que jugó unos minutos, la quinta de Javi Martínez y la primera de Álvaro Odriozola. Estos dos últimos no jugaron la final de este sábado.




Comentarios