El Presidente así lo planteó al cerrar el encuentro anual de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas. Dijo que países como Alemania buscan así rescatar a sus compañías.


El presidente Alberto Fernández justificó este martes las intervenciones estatales para evitar el quiebre de empresas durante la crisis del coronavirus, pero aclaró: “No creo que haya una opción al capitalismo, pero debemos ponerlo en su verdadera dirección”.

Al cerrar el evento anual de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas (ACDE), el Jefe de Estado habló sobre los efectos de la crisis del Covid-19 y llamó a promover un “capitalismo que integre a la sociedad, no que la divida; que distribuya mejor el ingreso entre los que invierten, arriesgan y ganan, y deben ganar, y los que trabajan y ponen su esfuerzo cotidianamente”.

“No creo que haya una opción al capitalismo, lo que sí creo es que fue degradándose y ha llegado la hora de ponerlo en su verdadera dirección”, remarcó.

Durante su exposición, Fernández indicó que la pandemia del coronavirus generó una situación en la que “las empresas han entrado en crisis, muchas veces terminales, y que han obligado a los mismos Estados a intervenir para sostenerlas en pie”. Seguido, recordó lo que hizo Alemania recientemente con un laboratorio y con la aerolínea Lufthansa, e Italia con Fiat. .

“Tuvo que hacer una inversión en Luftansa para que no entre en quiebra y el 20 por ciento hoy es propiedad del Estado alemán”, indicó.

Fernández evaluó que esa situación se replicó en todo el mundo donde “muchos de esos imperios se olvidaron lo mejor del capitalismo y se aferraron a lo peor, que es la lógica financiera”.

“Había un valor ficticio de esas empresas, que tenía que ver con la especulación financiera, no con el valor real”, argumentó.

Por ello, el Jefe de Estado llamó a revisar esas cosas en la definición del capitalismo del futuro. “El mejor fue aquel de Enrique Shaw”, aseguró en alusión al fallecido fundador de la ACDE.

“Pensaba en alguien que invertía, producía y de ese modo daba trabajo y contenía socialmente el desarrollo. Desarrollaba su empresa y favorecía el desarrollo de una sociedad”, rememoró.

Por ello, Fernández dijo que “esos son los debates que vamos a afrontar en el futuro” para definir “cómo la empresa se desarrolla no solamente el resultado financiero sino la producción y el trabajo, y cómo volvemos a asociar a empresarios y trabajadores en el destino común que tenemos como sociedad”.

A pesar de la debacle que generó el coronavirus, el Presidente consideró que en la Argentina “tenemos certezas” para poner en marcha la economía. “Sabemos cuáles son nuestras fortalezas, conocemos nuestras debilidades, y lo que más queremos es fortalecer nuestras fortalezas y ahí tenemos mucho que hacer con los hombres y mujeres empresarios”, dijo.

Luego, detalló: “Claramente tenemos oportunidades, está claro que hay un sector vinculado a la producción agrícola ganadera, que es muy importante porque estamos ante un mundo que va a demandar alimentos”.

“Ahora ¿No es hora de ponerle valor a esos alimentos que producimos y de dejar de mandar granos que alimentan cerdos y vacas en otros lugares del mundo? Nosotros hoy exportamos alimentos, más alimentos para animales que para humanos. ¿No es hora de que esa producción la industrialicemos de tal modo para que sean alimentos para el hombre y la mujer. y que exportamos alimentos a un mundo que lo va a demandar?”, convocó.

Mensaje para Jair Bolsonaro

Fernández reveló además que le envió una carta a Bolsonaro para desearle su “pronta recuperación”, luego de que se confirmara más temprano que su par de Brasil se infectó coronavirus.

“Acabo de mandarle una nota deseándole pronta recuperación el presidente de Brasil que está infectado de coronavirus”, se limitó a indicar.




Comentarios