El chef se refirió en una entrevista al momento en que tuvo que comunicarle a la participante la decisión del jurado de Bake Off.


El chef francés Christophe Krywonis fue el encargado de decirle a Samanta Casais que había quedado descalificada de Bake Off Argentina, por decisión de la producción del programa.

Christophe Krywonis (Instagram)

Los motivos de la decisión se basaron en que ella mintió en la declaración jurada al inscribirse en el certamen, omitiendo su trabajo profesional de la pastelería y además su paso por un programa televisivo donde se la presentaban como experta pastelera.

Christophe Krywonis (Instagram)

En una entrevista radial con Fernanda Iglesias, Christophe contó cómo vivió el triste momento de informar a Samanta y darle el primer puesto a Damián Pier Basile: “Estábamos todos muy tensos. Tristes pero sobre todo emocionados. Hubo que enfrentar la situación para cerrar todo esto y mi sensación fue un agotamiento anímico muy fuerte después de hablar con Samanta porque fue algo duro. No fue una cosa grata, no era algo normal para nosotros que habíamos trabajado tanto y tan bien para este programa, que sigue siendo hermoso a pesar de todo”.

Samanta

Luego, el chef explicó: “Ser profesional es un tema delicado que hay que aclarar, porque escuché tantas cosas decir tantas cosas del programa y no son ciertas… No es que sos un profesional porque vendés una torta desde tu casa, eso no te hace profesional. Un profesional es una carrera, una institución, un emprendimiento con razón social o un negocio a la calle. Hay un montón de cosas que diferencian a un profesional de un pastelero amateur”.

Christophe Krywonis participará en El Trapiche, San Luis.

No estoy contento, estoy conforme con que se haya tomado esta decisión. ¿Qué otra cosa podíamos hacer? Yo rogaba todo el tiempo que no sea cierto, hasta que me hablaron desde la producción y Telefe. Para ellos fue un gran dilema porque le pusieron mucho huevo para hacerlo”, continuó.

Christophe Krywonis. (Instagram)

 “Lo único que me pasó es que al momento de hablar con ella tenía que medir mucho mis palabras porque para nosotros era primordial preservarla. Más allá de todos los escándalos y las cosas que se dicen, nosotros vimos a un ser humano que teníamos que proteger de muchos ataques que se le hicieron de forma injustificada. Tuve que repetirle dos o tres veces lo que quería decirle. Cuidé cada palabra que usé para no lastimarla de más. Es una chica que está muy golpeada, le dieron con todo y fue demasiado”, cerró el tema el francés.

Y concluyó: “Esto no mancha el reality. Me quedo con las emociones inolvidables vividas”.


En esta nota:

Entretenimiento


Comentarios