El letrado renunció a la defensa del hombre cuando se sumó al equipo un colega suyo que había defendido a Chocobar.


Diez hombres atacaron a golpes al hijo de Hugo Icazati, el exabogado del jubilado que mató de dos disparos a un ladrón en Quilmes. Ocurrió cuando ingresaba al Complejo Fincas de Iraola 1 de Hudson, donde vive con su familia.

La agresión fue alrededor de las tres de la madrugada, y finalizó con la intervención del personal de seguridad del barrio, que intercedió y evitó que pasara a mayores. La víctima del ataque aseguró que pudo identificar a algunos de los agresores.

A pesar de que escaparon, dijo que dos de ellos vivirían en el mismo complejo, mientras que un tercero sería vecino del Country El Carmen. La víctima, mientras tanto, continúa internada.

El jubilado que mató a un ladrón en Quilmes será defendido por el abogado de Luis Chocobar (Foto: Clarín)

La denuncia fue presentada de inmediato y la causa, que fue caratulada como “lesiones”, quedó a cargo de la fiscal María Eugenia Aparicio, de la fiscalía N° 11 del Departamento Judicial Quilmes.

Icazati, papá de la víctima, representó a Jorges Ríos, el jubilado de 71 años que mató a uno de los cinco ladrones que ingresaron a robar en su casa de Quilmes. Pero renunció a la defensa cuando se sumó al equipo Fernando Soto, abogado de Luis Chocobar, el policía que en 2017 mató a un delincuente en La Boca.

“Atento a que viendo un programa periodístico, tomé conocimiento de que se incorporaría a la defensa, por decisión del Dr. (Marino) Cid Aparicio un nuevo confesor, Fernando Soto, con la intención de darle un nuevo enfoque a la defensa del imputado, muy distinto a la visión que del derecho tiene este letrado, viene por el presente a presentar su renuncia al cargo de defensor que venía ejerciendo a efectos de no entorpecer la estrategia que se le pretende dar al proceso, la cual no comparto”, justificó en un comunicado.


En esta nota:

Policiales Quilmes


Comentarios