El ciudadano afroamericano murió el 25 de mayo en Mineápolis. Imágenes sensibles.


Por autorización de la Justicia estadounidense, se difundió por primera vez completo el video del arresto y posterior asesinato de George Floyd, el ciudadano afroamericano que murió a manos del policía Derek Chauvin el 25 de mayo en Mineápolis, Minesota (Estados Unidos).

Su muerte fue el puntapié para una serie de levantamientos en contra de la fuerza en ese y otros países, y recrudeció la lucha del “black lives matter” (en español, las vidas negras importan) en contra del racismo y el abuso de poder.

Las imágenes (una serie de tres videos) pertenecen a las body cams (cámaras corporales) de los efectivos. El video comienza cuando dos oficiales llegan al local de comida Cup Foods, desde donde los habían llamado para denunciar a Floyd por haber intentado comprar con un billete de 20 dólares falso.

Los hombres se acercan a la camioneta de Floyd y, apuntándolo con un arma, lo obligan a bajar de vehículo y lo esposan. “Lo sacamos del auto porque no escuchaba nada de lo que le decíamos. El individuo del local lo acusó de pagar con un billete falso”, explicó uno de los oficiales.

Luego intentan que Floyd ingrese en un patrullero, pero él les dice que es claustrofóbico. A partir de ese momento, los agentes tratan de mantenerlo dentro del vehículo durante varios minutos, hasta que el detenido intenta salir por la puerta opuesta a la que había usado para ingresar.

Es ahí cuando los policías obligan a Floyd a recostarse sobre la calle y Chauvin se arrodilla sobre su cuello, la imagen de la crueldad que dio vuelta al mundo hace algunos meses. Mientras, George suplica que lo liberen y grita que no puede respirar.

Al poco tiempo el detenido deja de moverse, y las personas alrededor intervienen. “Ese hombre no responde, hermano. Revisen su pulso”, le dice un ciudadano a la policía. Finalmente, llega una ambulancia y el cuerpo de Floyd es subido a una camilla con la ayuda de los mismos agentes que participaron del procedimiento.

Al final del video se ve cómo uno de los oficiales vuelve a Cup Foods para entrevistar a los empleados, que ratifican que “el hombre grande” fue quien les había entregado el billete falso, en presunta referencia a Floyd.

Tras comprobarse el asesinato de Floyd, estos dos agentes fueron apartados de sus cargos y son investigados por la Justicia por homicidio.


En esta nota:

Internacional


Comentarios