El actor necesita que lo asistan constantemente porque le cuesta moverse.


El coronavirus sigue avanzando a paso firme en la Argentina. Desde el primer momento, cuando se les pidió especialmente a los adultos mayores que hicieran todo lo posible por no salir de sus casas, Enrique Pinti se propuso respetar el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Consciente de los peligros de la pandemia, tomó todos los recaudos para evitar el contagio. Y, pese al delicado contexto, se siente “sospechosamente bien”. A  Enrique Pinti lo preocupa más que su diabetes haya avanzado tanto. De hecho, se animó a hablar de su salud y a contar que, en este último tiempo, presentó varias complicaciones.

“Tengo muchos remedios y médicos que vienen a casa para atenderme, porque no quiero salir, y todo eso cuesta”, contó en diálogo con Esto no es Hollywood refiriéndose a que necesita trabajar para pagar esos gastos.

Enrique Pinti

Además, explicó que por la diabetes se le hinchan mucho las piernas y esto dificulta su movilidad. “Es un problema de circulación, pero no hay ningún problema de trombosis porque me hice hacer análisis, pero me resulta difícil levantarme o caminar, aunque camino pero medio torpe”, agregó.

Enrique Pinti llega a Rosario con “Otra vez sopa”

Por su parte, Enrique encontró en una persona que lo ayuda el apoyo que necesitaba. “Perdí toda la vergüenza, porque parece que fuera humillante, pero no. Jorge me hace los masajes y me baña tranquilamente, y a mí no se me cae ningún anillo. Lo único que me quedó bien es la cabeza, el cuerpo fue”, sentenció el artista, que convive con el ahijado de su mamá que tiene 7 años menos que él.




Comentarios