El expresidente tuvo una reunión con intendentes el 11 de septiembre, luego de su viaje a Europa.


Un juez federal en lo Criminal y Correccional del partido bonaerense de Tres Febrero dispuso hoy un procedimiento policial en la Quinta Los Abrojos, donde vive el ex presidente Mauricio Macri por la presunta violación de la cuarentena obligatoria.

No se trató de un allanamiento sino de un operativo policial para el requerimiento de información, precisamente los videos de las cámaras de seguridad de la quinta en la que vive junto a su familia el ex mandatario, en la localidad bonaerense de Los Polvorines.

El operativo fue dispuesto por el juez Juan Manuel Culotta con la idea de avanzar en la investigación con la que intenta determinar si Macri violó o no el Aislamiento obligatorio que debía cumplir al volver desde Europa.

El ex Presidente volvió el 3 de septiembre después de estar más de un mes en Europa. Durante su estadía en Francia y Suiza, combinó paseos familiares, reuniones y tareas relacionadas a su cargo de titular de la Fundación de la FIFA.

Macri y las personas que volvieron con él debían estar 14 días en aislamiento por orden gubernamental, por el protocolo sanitario que rige para quienes llegan desde el exterior en medio de la pandemia de Covid-19.

Desde el entorno del ex presidente indicaron que él y su esposa, Juliana Awada, se habían hisopado el 9 de septiembre, seis días después del aterrizaje en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza y los resultados habían dado negativo para coronavirus.

El viernes 11, el ex jefe de Estado recibió en Los Abrojos a los intendentes de Pinamar, Martín Yeza; de Olavarría, Ezequiel Galli, y de San Antonio de Areco, Francisco Ratto. Fueron ellos los que se encargaron de difundir la reunión en redes sociales.

Ante la situación, el fiscal federal de San Martín Jorge Sica abrió una investigación de oficio. Y le solicitó al juez Culotta una orden para realizar un procedimiento en la quinta Los Abrojos con el objetivo de solicitar los videos de las cámaras de seguridad.

Sica se había hecho conocido por ser fiscal a cargo del caso de Axel Blumberg, quien fue secuestrado el 17 de marzo del 2004 y posteriormente asesinado por sus captores.

En ese momento, Sica fue denunciado por “desempeño deficiente” por el entonces ministro de Justicia, Seguridad y de Derechos Humanos, Gustavo Beliz, quien hoy es secretario de Asuntos Estratégicos de Alberto Fernández.




Comentarios