En 2010 Ángel Muñoz ganó la edición ibérica del famoso reality pero debido a la pandemia debió alquilar su casa.


En 2010 Ángel Muñoz hizo su sueño realidad al consagrarse campeón de la onceava edición ibérica del famoso reality “Gran Hermano”. Entonces, se llevó el gran premio de 350.000 euros y su vida cambió para siempre.

Sin embargo, el presente del mediático no es tan bueno porque, debido a la pandemia, el gimnasio donde trabajaba cerró sus puertas y el joven debió alquilar su casa para obtener dinero para solventar sus gastos cotidianos.

Ángel Muñoz (web)

El joven vive en su camioneta y no dudó en enviarle una carta a Kiko Hernández, también ex GH pero devenido en conductor de televisión, contándole su situación: “La COVID obligó a nuestros gimnasios a cerrar y, con ello, algunos perdimos nuestro trabajo. Han pasado muchos meses desde entonces”.

Consciente de que todo lo sucedido puede servirle a otros, Ángel no dudó en confesar: “He tomado la decisión de alquilar mi casa para poder vivir. Entre tanto, me he ido a vivir a mi furgoneta”. Y aclaró: “Esa es mi vida ahora. He decidido viajar en mi furgoneta y vivir con lo poco que tenga”.

Ángel Muñoz (web)

Es necesario recordar que con el premio obtenido en “Gran Hermano”, Muñoz ayudó a pagar la hipoteca de sus padres y donó 50.000 euros a una ONG de ayuda humanitaria. Mientras busca un nuevo trabajo, Muñoz no pierde las esperanzas: “Sé que me va a ir bien”.


En esta nota:

Entretenimiento


Comentarios