El mediocampista uruguayo contó las repercusiones que hubo en Real Madrid sobre la posible salida de la Pulga de Barcelona.


El mediocampista Federico Valverde fue uno de los pocos jugadores del Real Madrid que salieron a opinar sobre lo que fue la posible salida de Lionel Messi de Barcelona, a raíz de los problemas dirigenciales y la falta de un proyecto serie y competitivo de cara a la próxima temporada.

“Estábamos de vacaciones y por el chat del equipo no se hablaba nada de eso”, confesó Valverde en una entrevista al diario El Mundo, minimizando el conflicto que dio tanto que hablar tanto en España como en el resto del mundo.

En cuanto a su estadía en el conjunto merengue, donde ya lleva tres temporadas, y su relación con Zidenide Zidane, el uruguayo explicó: “Me pide que me suelte mucho más, que desarrolle todo mi potencial, que juegue con confianza, que pique con o sin pelota y que dispare. Él me pide precisamente que arriesgue un poco más”.

Por último, Valverde recordó su polémica patada a Álvaro Morata, quien se iba solo ante el arco en el derby ante Atlético Madrid por la Supercopa de España, disputada a principios de año. Lógicamente, el ex Peñarol vio la tarjeta roja por la violenta infracción, aunque en el vestuario festejó el título con premio doble, ya que también fue elegido el mejor jugador del partido.

“Si hubiera tenido opción de hacer otra cosa, como, por ejemplo, agarrarle de la camiseta o tirarle de otra manera, lo hubiera hecho, para no tener así que pegarle la patada. Pero no me daba para más y tomé esa decisión. Es fútbol. Lucho por mi equipo y haré lo que sea por este escudo”, concluyó.

Fuente: Noticias La Liga


En esta nota:

Deportes Barcelona


Comentarios