El "Granate" está ante la gran chance de conquistar América y repasamos los trofeos que ganó en sus 102 años de historia.


Si bien Lanús está ante su primera final de Copa Libertadores, no sería su debut en levantar un trofeo si es que gana la serie ante Gremio de Brasil. 

Gracias a sus grandes campañas durante la temporada 1995/96, en la que fue el equipo que más puntos sumó después de Vélez, el “Granate” se ganó el derecho a disputar la Copa Conmebol 1996 que a la postre conseguiría. 

Aquel equipo dirigido por Héctor Cúper, actual entrenador del seleccionado de Egipto con el que clasificó a Rusia 2018, no desperdició la oportunidad de consagrarse a nivel internacional.

En aquella edición del ya extinto torneo, los granates dejaron en el camino a Bolívar de La Paz, al Guaraní paraguayo y a Rosario Central, mientras que en la final superó a un competitivo Independiente Santa Fe de Colombia.

Con gritos de Oscar Mena, de penal, y Ariel Ibagaza, el elenco argentino se impuso por 2 a 0 en la ida ante los cafeteros, que pese a que ganaron en la vuelta por 1 a 0 no impidieron el debut en vueltas olímpicas internacionales.

Tras aquella recordada “primera vez”, el pueblo granate tuvo que esperar hasta el Apertura 2007 para volver a vivir la sensación de gritar campeón. 

Bajo la conducción técnica de Ramón Cabrero, recientemente fallecido, y de la mano de la eficacia goleadora de José Sand, un destacado equipo de Lanús se consagró en Primera División gracias al empate 1-1 frente a Boca y en la mismísima Bombonera. 

La Copa Sudamericana 2013 marcó el retorno de Lanús al primer plano internacional. Con los mellizos Guillermo y Gustavo Barros Schelotto sentados en el banco, el “Grana” consiguió el título tras eliminar a Racing, River y Libertad de Paraguay, para luego batir en la final a Ponte Preta de Brasil.

Mientras que se llevó un meritorio 1-1 del partido de ida jugado en el estadio Pacaembú de San Pablo, en la revancha disputada en La Fortaleza se impuso por 2 a 0 con goles del paraguayo Víctor Ayala e Ismael Blanco.

Más cercanas en el tiempo, llegaron las consagraciones en el Torneo Transición 2016 y la Copa Bicentenario del mismo año. 

El “Granate”, ya dirigido por Jorge Almirón, dio una cátedra de fútbol en el Monumental ante San Lorenzo, lo goleó por 4 a 0 y obtuvo su segunda estrella en campeonatos de Primera División. 

Meses después, la víctima de turno fue Racing, al que el “Granate” superó por 1 a 0 en el Cilindro de Avellaneda con un agónico gol de Brian Montenegro en la última jugada del partido para llevarse la única edición de la Copa del Bicentenario. 

Por último, y antes de la épica remontada en la presente Copa Libertadores, Lanús doblegó sin atenuantes a River en la Supercopa Argentina 2016 (disputada en febrero de 2017). 

Con goles de Lautaro Acosta, Nicolás Pasquini y Sand, los del Sur bonaerense amargaron el arranque del año del “Millonario” con un notable 3-0 para abrochar su sexta estrella. 

Esta noche, y ante Gremio, va por la más ansiada. La que puede ser la séptima. La tan soñada Copa Libertadores de América…




Comentarios