El fiscal Gerardo Pollicita pidió que se refuercen las medidas de seguridad y se analice su estado de salud.


El fiscal federal Gerardo Pollicita apeló hoy el arresto domiciliario concedido al sindicalista de los marítimos Omar “Caballo ” Suárez en la causa en la que está procesado como supuesto jefe de una asociación ilícita que extorsionó a empresarios del sector y cometió defraudación en la obra social del gremio.

Suárez pasó Año Nuevo en la casa de su hija, en la localidad bonaerense de Olivos, luego de que el viernes el juez federal Luis Rodríguez le concediera el arresto domiciliario.

Ante esto, el fiscal del caso, Gerardo Pollicita, apeló esa decisión para que sea revisada en la Cámara Federal porteña y reclamó que mientras tanto se refuercen las medidas de seguridad en la casa y se prohíba el ingreso de bebidas alcohólicas a la misma.

Este planteo se formuló porque, al excarcelarlo, el juez Rodríguez dio por válido un argumento según el cual el sindicalista sufre de alcoholismo desde hace casi tres décadas, y que tomaría casi cinco litros de alcohol por día.

“Sin perjuicio de la impresión personal que el imputado haya causado sobre el juez que le otorgó el arresto domiciliario, considero que el estado de salud de Suárez debe ser analizado en base a la información médica agregada a la causa”, advirtió el fiscal.

En un extenso dictamen, el fiscal enumeró además episodios en los que Suárez se negó a ingerir “alimentos prescriptos de acuerdo a su patología y proporcionados por la unidad penitenciaria”, o a concurrir a “determinadas interconsultas programadas en instituciones extramuros”.

Suárez “contó durante el curso de su detención con un estricto seguimiento de su estado de salud”, y “se arbitraron los medios necesarios para tratar adecuadamente las patologías que presenta”, remarcó el fiscal.

La apelación fue presentada ante el juez federal Sebastián Ramos, quien suplanta al magistrado de la causa durante enero, Roldolfo Canicoba Corral. Ramos deberá elevarla a la Cámara Federal porteña, algo que Pollicita pidió que se haga de forma “inmediata”.

Asimismo, el fiscal reclamó que se disponga “una consigna permanente por parte de Prefectura Naval Argentina” en la casa de la hija del procesado, y que haya un registro de todos los ingresos y egresos.




Comentarios