La expresidente de Brasil habló sobre la situación de Da Silva. 


La expresidenta de Brasil Dilma Roussef (2011-2016) insistió este martes en que el exmandatario Luiz Inacio Lula de Silva es “inocente” y dijo que el Partido de los Trabajadores (PT) luchará y llegará a “todas las instancias jurídicas” para que pueda ser candidato en las elecciones presidenciales de octubre próximo.

En una conferencia pronunciada en Casa de América de Madrid, Roussef pidió “solidaridad internacional” para defender a Lula, encarcelado desde el sábado por una condena de doce años en segunda instancia por corrupción pasiva y lavado de dinero en un “proceso distorsionado”, según la exmandataria. 

“Nuestro candidato sigue siendo Lula, es una cuestión de justicia, es inocente, y si quieren sacarlo de la carrera electoral deberán ser ellos con sus métodos”, remarcó.

Rousseff vinculó su destitución como presidenta en 2016, debido a unas irregularidades en las cuentas públicas, y el caso de Lula a un “golpe parlamentario y mediático” en Brasil, que tuvo el “apoyo de corporaciones” del Poder Judicial y una parte de “intereses del mercado”.

Está preso (Lula), no tiene voz, nosotros seremos su voz y viajaremos por el país, haremos una gran movilización, también exterior y pedimos la solidaridad internacional“, enfatizó. “No vamos a desistir de su candidatura, no vamos a plantear alternativas”, anunció.




Comentarios