Sin los gobernadores, se deslizó el nombre de Felipe Solá como posible candidato. "Tengo ganas", afirmó.


Un congreso organizado por la desplazada conducción del Partido Justicialista (PJ) nacional aprobó este viernes la creación de una comisión de acción política, integrada por distintos sectores partidarios, para buscar “la unidad” de cara a las elecciones de 2019.

El microestadio del club Ferro fue el epicentro del congreso que tuvo dos interpretaciones muy antagónicas, ya que para el peronismo bonaerense y afín al kirchnerismo fue “un puntapié importante para armar un nuevo espacio amplio todos unidos”, mientras que para algunos mandatarios peronistas “fue un congreso K”.

En ese marco de división interna, todos los discursos bregaron por la unidad del peronismo pero contrastaron con los espacios vacíos que dejaron figuras de peso en la estructura partidaria, como los gobernadores Juan Manuel Urtubey (Salta) y Juan Schiaretti (Córdoba) y el jefe de los senadores nacionales del interbloque Argentina Federal, Miguel Pichetto.

Luego de tres horas de demora para iniciar el congreso partidario, el órgano presidido por el gobernador formoseño Gildo Insfrán aprobó por una unanimidad la creación de la mesa de acción política, que estará conformada por el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá; el presidente del PJ bonaerense, Gustavo Menéndez, y el jefe de los diputados nacionales del Frente para la Victoria, Agustín Rossi.

También quedó integrada por los diputados Eduardo ‘Wado’ De Pedro, Cristina Alvárez Rodríguez, Silvina Frana, María Emilia Soria, Estela Neder y Fernando Espinoza; el titular del PJ pampeano, Rubén Marín, y del PJ tucumano, Beatriz Rojkés de Alperovich; y el ex ministro de Salud Ginés González García.

Los encargados de cerrar el encuentro partidario fueron los diputados Felipe Solá (Frente Renovador) y Agustín Rossi (FpV), quienes estuvieron siempre juntos caminando por el predio de Ferro, donde el legislador del Parlasur Eduardo Valdéz fue uno de los que se animó a especular a viva voz que esa “sería una buena fórmula presidencial”.

El primero en manifestar su deseo de ser candidato fue el diputado nacional Felipe Solá, quien dijo que “tiene ganas” de ser candidato presidencial, aunque manifestó que restan definir diversas cuestiones.

Ante más de 600 congresales, Solá sostuvo que el peronismo “no va a dejar que atropellen al pueblo con una tremenda insensibilidad. El peronismo debe organizarse y estar en la protesta junto al pueblo que sufre y también en la propuesta para 2019”.

Al comienzo de la reunión, el diputado nacional y desplazado de la conducción del PJ, José Luis Gioja, indicó que la comisión tendrá como finalidad “lograr la unidad del peronismo para, todos juntos, terminar en el 2019 con el martirio al que nos somete el Gobierno”.




Comentarios