A partir de ahora, sólo uno de los padres podrá descontar a sus hijos del impuesto o podrán hacerlo al 50% cada uno. 


A partir de este año, solo uno de los padres de un menor o de una persona discapacitada podrá aplicar la deducción por hijo en el impuesto a las ganancias. 

A diferencia de lo que ocurría hasta ahora, este medida -dispuesta por la resolución 4283 de la AFIP- significará un incremento de la presión tributaria para los casos en los que, por su nivel de ingresos, ambos padres estén alcanzados por el impuesto. 

La nueva resolución dispone que la carga de familia por hijo este “computada por quien posea la responsabilidad parental”. En el caso de que esa responsabilidad sea ejercida por los dos y ambos reciban ingresos sujetos a Ganancias, “cada uno podrá computar el 50% del importe de la deducción o uno de ellos el 100% de dicho importe”.

Para este año, el monto deducible por hijo a cargo es de 31.461,09 pesos. Por eso, para una persona con dos hijos que deba dejar de declararlos, el efecto máximo que puede tener la resolución es de 22.022 pesos en el año.

Por otra parte, la resolución establece que a partir del 3 de septiembre y hasta el vencimiento del plazo para presentar el formulario de deducciones, las personas deberán actualizar lo que declararon allí. Es decir: si se trata de uno de los padres de un menor, deberán borrar la deducción si es que ya está declarada por el otro progenitor, o bien deberá aclarar que toma el 50% del monto deducible, si la decisión es dividirlo entre los dos.




Comentarios